Pequeña empresa cuelga el cartel “cerrado por exceso de trabajo” gracias a su tienda online

Con los tiempos que corren, ser un pequeño empresario o autónomo y conseguir sacar tu negocio adelante se plantea como un reto complicado. Estoy seguro de que nadie tiene la receta con los pasos que hay que seguir para esquivar la crisis en las pequeñas empresas, lo que tengo claro es que no se puede seguir haciendo lo mismo que hace 5, 6 o 10 años atrás, mientras esperamos a levantarnos un día y que todo esto haya sido un mal sueño. Tenemos que utilizar las herramientas que nos rodean, aprovechar todos los recursos que tenemos a nuestro alcance.

Uno de estos recursos puede ser abrir un nuevo canal de ventas a través de una tienda online, lo que nos permitirá llegar a más clientes potenciales con el consiguiente aumento en el volumen de ventas.

cerrado_exceso_trabajo_klikeaMuchas empresas ya lo han intentado, con mayor o menor éxito, adentrándose en el mundo del comercio electrónico y del marketing online. A continuación os describo las pautas que ha seguido esta empresa: klikea.es, una pequeña imprenta situada en el interior de Galicia, a la cual su tienda online le ha permitido multiplicar sus ventas y colocarse como un referente nacional en soluciones de imprenta y comunicación visual para pequeñas empresas:

1. Analiza tu producto, estudia la competencia “online” y busca tu nicho de mercado

Lo primero que debes saber es si tu producto reúne las cualidades necesarias (calidad, precio, procesos de fabricación, tiempo de entrega, modo de envío …) para poder venderlo a través de una tienda online. Pregúntate siempre ¿yo lo compraría? ¿por qué?. Si la respuesta es positiva y encuentras argumentos para convencer a otra gente de que compren tu producto, adelante.

No te olvides de estudiar tu competencia. Lo que en tu pueblo o ciudad se vende bien porque tienes un local céntrico, porque tus clientes tienen sitio para aparcar, porque tu competencia más cercana está a 50 km… no sirve de nada, ya que en internet, con un simple clic, un cliente potencial tiene al alcance más ofertas de las que se puede imaginar.

Lo importante es que tengas un buen producto y que conozcas cual es el perfil de cliente al que le interesa (jóvenes, deportistas, bebés, ancianos, mujeres, profesionales, empresas,…). Concreta al máximo el perfil de tu cliente (ejemplo: empresa pequeña situada en el medio rural). Una vez identificado, puedes analizar sus hábitos y necesidades para saber si comprarían tu producto en lugar de los que ya se ofrecen en otras tiendas online.

En klikea.es, observaron que su parque de máquinas (de tecnología offset
y digital) les permitía ofrecer unos precios más competitivos que la competencia en tiradas pequeñas y medias. Estas tiradas son las que demandan las pequeñas empresas. Así que fijaron su cliente objetivo en este sector empresarial.

2. Basa tu estrategia en “exprimir” las características de tu tienda física

Seguro que eres el mejor en algo, descubre en qué y díselo a tus clientes. ¿Tienes grandes conocimientos y experiencia en tu sector? ¿puedes fabricar algún producto a precio más bajo de lo que se ofrece en el mercado? ¿tus plazos de entrega son mucho más cortos que los de la competencia? Identifica tus virtudes y basa tu proceso de promoción en ellas.

3. Busca un desarrollador para tu tienda y cuéntaselo todo

Actualmente existen soluciones de software CMS para el fácil desarrollo y la gestión de tiendas online (Prestashop, Magento,…). Te recomiendo que busques un desarrollador especializado, ya que aunque estas aplicaciones son bastante intuitivas, conllevan un largo proceso de aprendizaje.

Una vez encuentres la empresa o freelance que se encargará de tu proyecto, cuéntale todo a cerca de tu producto, como funciona tu empresa, tus puntos fuertes y los de tu competencia… Nadie mejor que tú conoce como funciona tu empresa y tu sector.

Con una buena comunicación con tu desarrollador conseguirás una solución escalable (podrás ir añadiendo módulos nuevos a medida que los necesites) y autoeditable (no tendrás que depender de nadie para actualizar tu catálogo de productos, añadir ofertas, realizar la gestión de pedidos,…)

4. A falta de recursos económicos, aporta tiempo y creatividad

Seguro que, como pequeña empresa o autónomo, tendrás que competir con empresas más grandes y con mayores recursos. Tranquilo, esto no es un problema, ya que la creatividad se agudiza cuando se carece de medios. Por ejemplo, si no puedes dedicar mucho dinero a promociones o publicidad “de pago” puedes escribir un blog sobre temas relacionados con tu sector que le interesen a tu público objetivo y así conseguir seguidores que se transformen en clientes y nuevas ventas.

En el caso que nos ocupa, aportaron creatividad como valor añadido a su producto, ya que ofrecen un servicio de diseño gráfico gratuito. Este factor los diferencia de la competencia y les permite el contacto directo con el cliente final, ya que este no tiene que dedicar parte de su jornada a esta labor ni depender de ningún diseñador ni empresa externa para desarrollar sus diseños, con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero.

5. Reduce los costes al máximo. 

Así  tu cabeza no tiene que estar ocupada pensando en cuantos pedidos tienes que realizar cada mes para cubrir gastos y podrás dedicar ese tiempo a tus clientes. Si ya tienes una empresa física, los gastos de mantenimiento de la tienda online son mínimos. La facturación la realizas a nombre de la empresa física, por lo que no es necesario constituir una nueva sociedad ni pagar nuevas cuotas de autónomo, basta con añadir un prefijo antes del número de factura para crear series distintas de facturas (una serie para la empresa física y otra para la tienda online).

Los únicos gastos que genera la tienda online es el pago del dominio propio (unos 6€/año) y lo más importante, un hosting rápido y fiable (unos 90€/año)

6. Crea un catálogo de productos exclusivo para la venta online y mantenlo actualizado

No todos los productos sirven para vender online. Te recomiendo que analices tu catálogo de productos de la tienda física y realices una criba para descartar todos aquellos productos que no resulten competitivos. A todos nos gusta tener un catálogo amplio, pero es mejor prescindir de los productos que no sean competitivos tanto en precio, calidad o tiempos de entrega, ya que el cliente que visualice ese producto en nuestra web puede llevarse una mala imagen de nuestra marca y esto puede afectar a futuras ventas.

7. Identifica los clientes online

Es recomendable que identiques los clientes que acceden a ti a través de la tienda online, ya que así puedes aplicarles promociones especiales, respetar los tiempos de entrega (si son distintos que en la tienda física), resolver dudas concretas sobre el funcionamiento de la web,… Para conseguir esto puedes utilizar cuentas de correo distintas a las de la tienda física para la comunicación con los clientes online y contratar una extensión telefónica 902 para utilizar la misma linea telefónica y diferenciar las llamadas entrantes a través de la web.

8. Utiliza una empresa de mensajería profesional y fiable

Este es un factor muy importante al que muchas empresas no le dan el valor que se merece. Todo tu trabajo y esfuerzo en satisfacer al cliente puede irse al garete si la empresa encargada de la entrega del producto en su domicilio no cumple los tiempos de entrega o no manipula los paquetes como es debido. Un embalaje en mal estado o una caja aplastada puede producir una reclamación por parte de tu cliente, aunque de tus instalaciones haya salido en perfectas condiciones, con los consiguientes gastos asociados y afectando a la reputación de tu marca. Además, servicios de valor añadido como el seguimiento online del paquete, el preaviso de entrega, la entrega en una determinada franja horaria,… son factores muy valorados por los consumidores que influyen en que el cliente te vuelva a elegir en próximas compras.

9. Mima cada cliente como si fuera el único que tienes

Un cliente satisfecho te ahorrará dinero en publicidad, ya que te recomendará a sus familiares, compañeros de trabajo, amigos, en redes sociales. Un solo cliente descontento puede tirar por los suelos esa reputación que tanto te ha costado ganar. Se honesto y nunca lo engañes, si por un motivo de fuerza mayor un pedido no se puede entregar en la fecha prevista, comunícaselo cuanto antes y proponle alguna solución.

Utiliza tu tienda online como un nuevo canal de ventas pero no olvides complementarlo con las ventajas de la tienda física. Es indispensable que ofrezcas una buena atención al cliente (por teléfono, mail, redes sociales), que aclare las dudas que puedan surgir en el comprador y que le aporte la confianza necesaria para convertir las visitas en ventas.

Espero que estas recomendaciones sirvan para animarte a emprender tu aventura en el mundo del comercio electrónico. Puedes empezar con una inversión mínima y dedicándole tiempo y muchas ganas verás como pronto aparecen los resultados. Mucha suerte!!

 

 

 

 

 

 

Quieres montar tu propio negocio? Diseño logo gratis.

Cuando un emprendedor comienza su negocio una de las cuestiones clave será minimizar los gastos a su máxima expresión sin que lastre el futuro de la empresa.

pack_inicio_emprendedor_klikeaDesde Klikea queremos ayudarte, ya que estamos convencidos de que las pequeñas empresas son el futuro de la economía y queremos estar a tu lado desde el primer día, ofreciéndote siempre los productos más innovadores al mejor precio.

Si estás en el proceso de creación del logo de tu empresa, probablemente estás buscando un resultado que tenga impacto, sea reconocible y duradero, nadie quiere tener que renovar su logo frecuentemente con la consiguiente afectación de la imagen de marca.

A continuación indicamos las pautas que se necesitan para crear un logo que sea verdaderamente atemporal. ¿Qué características deberías estar buscando en el diseño?

Forma reconocible al instante: Uno de los mayores factores en la creación de un logo que dura y dura unos buenos cien años, consiste en la forma del logo. Su logotipo debe tener un diseño que se pueda reconocer a kilómetros de distancia usando nada más que la pura geometría del diseño. Piensa en el logotipo de Pepsi, por ejemplo. ¿Qué tan lejos crees que podrías identificarlo? Probablemente desde mucha distancia, y es en gran parte debido a los distintos colores y formas.

Los colores son los reyes: Debes elegir colores que hablen directamente a la psicología del espectador, de manera que coincida con el tono y el mensaje de la marca. 

Con nuestro Pack Inicio te diseñamos un logotipo o adaptamos tu logo actual de forma gratuita para que cumpla estas pautas y ofrezcas una imagen profesional de tu marca desde el primer momento. Te enviaremos varios bocetos de tu logotipo y lo revisaremos las veces que sea necesario hasta tu completa satisfacción.

El Pack Inicio incluye la maquetación e impresión de toda la papelería necesaria para poner tu empresa en marcha:

  • 500 tarjetas de visita Profesionales
  • 500 hojas de Papel Corporativo (correspondencia, facturas, presupuestos, …)
  • 500 sobres DIN DL
  • 1 sello automático

Podrás obtener tu Pack Inicio (diseño logo profesional + impresión papelería corporativa) por solo 145 € + iva.

Además, los clientes de Klikea cuentan con un servicio de asesoramiento profesional telefónico y por mail para resolver cualquier duda y tus trabajos se tratarán de manera personalizada. Te asesoramos como un socio, no como un proveedor.